Cómo vemos el color

La luz es color y el color es luz.

Cortesía de es.kat.ph


En el mundo que nos rodea no hay colores reales – solamente ondas de longitud diversas que constituyen a luz. Estas ondas son absorbidas y reflejadas por todo aquello que toca la luz. Las ondas reflejadas entran en nuestros ojos activando las células en forma de barra y de cono que se encuentran en la parte posterior del ojo, en la retina, que transmiten las señales que activa la luz a través del nervio óptio, hacia el centro visual de la parte posterior del cerebro. Es solamente de esta manera que vemos el color.

Para experimentar los colores presentes en la luz, necesitamos un prisma.

Si colocamos el prisma en el puente de la nariz y miramos a través del mismo a los objetos que nos rodea, veremos los colores del espectro alrededor de cada uno de ellos.

Cuando la luz entra en nuestros ojos, facilita el funcionamiento correcto del cuerpo, ya que tiene una influencia directa sobre el hipotálamo. El hipotálamo funciona como reloj biológico del cuerpo, controlando el sistema nervioso y estimulando nuestro sistema hormonal a través de la información de la luz que envía a la glándula pineal.

 

Por Pauline Wills

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: