Los acrílicos y superficies

La pintura acrílica se puede aplicar a casi cualquier soporte. No se necesita base, pero generalmente se usa un imprimador acrílico: un medio acrílico mezclado con blanco y titanio inerte, del que se suelen aplicar dos o tres capas.

Las superficies sin imprimar se secan con un acabado mate. En una superficie imprimada, la pintura adquiere un ligero brillo, que se puede evitar añadiendo agua a la pintura. No se pueden emplear lienzos con imprimación oleosa, ni bases corrientes en emulsión. A veces, al imprimador polimérico se el llama gesso acrílico, pero no se trata de la auténtica mezcla de yeso y cola, que es muy absorbente.

Preparación de superficies para pintar con acrílicos.

La pintura acrílica se puede aplicar a muchas superficies distintas, pero es importante prepararlas correctamente. Si se usa una imprimador, tiene que ser acrílicos; los imprimadores corrientes no aglutinan la pintura acrílica. El imprimador acrílico es una mezcla de medio acrílico  y blanco de titanio; se venden ya preparados y son económicos. Se cubre la superficie con dos o tres capas uniformes, dejando secar cada una antes de aplicar la siguiente. La superficie imprimada se seca con un acabado ligeramente brillante, mientras que las no imprimadas presentan un acabado mate, ya que la superficie absorbe el pigmento.

Tipos de superficies:

Lienzos

Todos los tipos de lienzos resultan buenos soportes, y no es necesario encolarlos. Al tensar un lienzo sin imprimar hay que dejarlo un poco flojo, porque la imprimación y la pintura le harán contraerse y ponerse tirante. Si se emplea arpillera u otro tejido muy grueso, será necesario un medio acrílico; los hay de dos tipos: brillante (normal) y mate. Este último se puede usar como capa protectora final. Los dos se pueden usar sin agua. Tambíen hay medios que producen un efecto transparente.

Madera

Las pinturas acrílicas se combinan bien con los tableros de madera. Puede usarse madera natural, laminados, aglomerados y táblex. Este último hay que reforzarlo por el dorso para que no se arquee; al lado liso conviene lijarlo, y aplicar un imprimador acrílico.

Metales

El cobre y el zinc son los metales más adecuados. Se recomienda lijarlos con lija gruesa y aplicar imprimación.

Papel y cartón

Se puede pintar con acrílicos en casi cualquier cartón o papel ferte, imprimado o sin imprimar. El papel se deforma bajo el peso del imprimador, y por tanto conviene tensarlo en un bastidor, si se piensa en aplicar grandes lavados.

Murales

Los muros exteriores suelen requerir una cierta preparación, pero las pinturas acrílicas resultan especialmente adecuadas, ya que resisten mejor que los óleos y no reflejan la luz. El yeso o la escayola hay que lijarlos bien antes de imprimar y pintar.

Anuncios

Comments

  1. hola!!queia saber si el acrílico sirve para pintar un a funda de arpillera a la que luego voy a lavar.gracias

    • Lau comenta says:

      Hola Nelida. Hay acrílicos especiales para telas que son resistentes al lavado. Para crear una superficie protectora del acrílico le coloco una capa de solución expósica a la superficie, hay una cera que es para piso de granito que la puedes utilizar. es ideal da brillo y proteje. Yo te recomiendo que busques un material parecido a la funda, lo pintas, lo cubres con la solución expósica y prueba lavándolo. Se me ocurre que quizas no haga falta la solución protectora en caso de ser un acrilico común pero puede ocurrir tres cosas, que no pase nada, que quede con apariencia envejecida o que se caiga todo. ¡Prueba!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: